lunes, 5 de junio de 2017

#DavidDelfín #forever

Y la vida pasa, así en un suspiro. Un día eres, y al día siguiente ya no. Por mucho que duela, por mucho que no se quiera ver, por mucho que se intente olvidar, la vida pasa. Y a veces pasa rápido, efímera, de puntillas, traicionera sin previo aviso o con poco tiempo de respuesta.


No quiero hablar de su figura, porque para eso ya están todos los medios de comunicación, las revistas y blogs de moda, los perfiles de Instagram.... no quiero resaltar su talento, no quiero ahondar en los pormenores de sus colecciones transgresoras, irrepetibles y únicas. Me gustaría, porque lo merece, pero no lo haré.

Simplemente, quiero dejar por escrito una reflexión, un recuerdo visible de que yo también le admiré.

Aún era un poco niña cuando le conocí, oía su nombre por aquí y por allá como una futura promesa de la moda, de esa disciplina que me fascinaba desde siempre, pero de la que empezaba a tomar consciencia solo por aquel entonces. Era la época en la que él se intentaba hacer un hueco en las pasarelas, y yo estaba en la Universidad, era ingenua y con mil ilusiones, joven, y al igual que él llena de energía.

Recuerdo también la imagen de su colección más mediática, la que le puso en boca de todos. Mujeres con la cabeza tapada, semi-desnudas con cuerdas en el cuello. Aquello escandalizó, fue una aberración para otros tantos, pero a él le sirvió para exponer su nombre en los círculos de la moda. Ya apuntaba alto.

Me generaba simpatía, me caía bien aún sin conocerle personalmente. Me parecía auténtico, personal, tenía un sello innato que pocos consiguen alcanzar. Tenía talento, sensibilidad, delicadeza y parecía tener a simple vista, valores. Amistad, amor, lealtad, pasión por la vida...



Vogue recopila en uno de sus artículos algunas de sus frases:

"La moda es cultura, no todo es arte pero igual que no toda la pintura es arte. Hay muchos artistas que utilizan el soporte de la moda y hay algunos diseñadores que considero artistas. La producción también existe en el arte y la funcionalidad es imprescindible. A lo mejor necesitamos tiempo para asimilar que la moda es cultura. Como pasó con la fotografía, ahora se considera arte pero hace años era algo más documental, es reciente".


“No busco la provocación” “Más que provocar, me gusta emocionar. Crear imágenes abiertas a interpretaciones. Ya lo decía Bourgeois, lo importante son las ideas y las emociones. Todo lo que nos agite nos hace sentirnos más vivos e intensos”.

La vida nos emociona a veces, pero también nos agita, y de qué forma. Un día te acuestas y al día siguiente ya no estás, así de simple, así de complicado, así de real.

Y a mí, que soy frágil, cada día me afecta más estar de paso. Construir para deconstruir, crear para ser inmortal, solo así se vive eternamente. Y él lo hizo.

Admiro tu valentía, y pienso en tus allegados. Me acuerdo de los míos que se fueron, y pienso que se encontrarán contigo. Me consuela saber que en algún lugar volveremos a vernos los de aquí abajo.

David, me gusta ese nombre. Me gustan los delfines.

#DavidDelfín, ya eres eterno.