lunes, 18 de enero de 2016

Un visionario llamado, André Courrèges!


Hay pocas figuras en la humanidad que puedan presumir de haber dejado un sello inconfundible en la historia. Pocas pueden alardear de haber vivido una vida auténtica, y haber dejado un legado irrepetible e inspirador para el resto. Pocas muy pocas. 

Y de todas esas pocas, parece que el tiempo, o la vida, se ha empeñado en arrastralas hasta el fin, llevándose con ellas una parte de su singular existencia. Por suerte, el resto se queda, de algún modo entre nuestras realidades.

Hace unos días, David Bowie se iba dejando huérfanos a sus incondicionales y un poco también, a todos los amantes de la música. La leyenda se apagaba, como tantas otras veces y nacía el mito.

Pero antes de Bowie, André Courrèges también nos dejaba. Decía adiós a los 92 años en la capital de la moda, París. Con él, se iba también una parte de la revolución de los 60 y de su futurismo innovador.

Courrèges tuvo un maestro de excepción, aprendió de la mano de Cristobal Balenciaga hasta que abrió su propia casa en 1961 

Creó con un sello inconfundible, chaquetas de plástico, vestidos de PVS, gafas blancas, diseños futuristas...


Durante los 60, Courrèges, como otros tantos modistos, quería liberalizar a la mujer llevándola a a la actualidad y al siglo en el que vivimos. "La vestimenta debe huir de lo convencional" 

Su estilo futurista se vio patente en su colección de 1964, toda en blanco con vestidos cortos, botas planas de media caña y gafas de sol XXL.

En 1973 realizó los uniformes de las azafatas de la línea UTA.


Pero sin duda su mayor contribución a la moda, fue la invención del pantalón pirata y la minifalda. Aunque con esto último tuvo una serie de disputas con Mary Quant que también se atribuía la creación de esta prenda. "Yo inventé la minifalda. Quant solo comercializa la idea" aseguraba Courrèges.


Su principal musa, su mujer Coqueline. Otras figuras que le inspiraron, la actriz Francoise Hardy, Catherine Deneuve o Jane Birkin. 

En 1994 se retiró de las pasarelas.

Pionero, revolucionario, rompedor, visionario. Así fue André Courrèges. 















No hay comentarios: