lunes, 23 de marzo de 2015

El 'Little White Dress' de Otaduy


Casarse de negro y de corto era algo natural allá por los años 40. Ver a una novia hoy de negro sería algo, cuanto más, chocante, ¿y por qué no? Los convencionalismos e imposiciones sociales nos quieren hacer ver que una novia no es una novia sin que se vista de largo y por supuesto sin que se vista de blanco.

Lejos de estereotipos, cada vez son más las novias que huyen de esta premisa y se dejan llevar por su propia esencia y personalidad. La imagen de los vestidos de novia, tal y como la tenemos establecida en la mente es algo que queda ya anticuado. Hay muchas mujeres que simplemente no se ven con un vestido largo. El universo de opciones es infinito, lo importante es sentirse uno mismo con lo que se lleva puesto.

Otaduy siempre ha formado parte de mis imprescindibles en novias. Ahora lanza su primera colección 'prêt-à-porter' y se suma a la tendencia de vestidos cortos.

Bajo el nombre ‘Little White Dress’, Otaduy hace un guiño al nombre de una de las prendas imprescindibles en el armario femenino, el vestido negro o ‘Little Black Dress’, versátil, asequible y duradero.

Otaduy traslada esta idea de vestido a las bodas apostando por una selección de vestidos cortos. Una opción rompedora para novias atrevidas, pero también una solución para el día antes o después de la celebración.

Dentro de esta colección también se pueden encontrar complementos varios para completar el conjunto con estilo y personalidad. Velos, diademas de flores, chaquetas, de pelo o cuero para que cada novia sea fiel a su estilo, y zapatos para dar el toque final.











No hay comentarios: