lunes, 23 de marzo de 2015

El 'Little White Dress' de Otaduy


Casarse de negro y de corto era algo natural allá por los años 40. Ver a una novia hoy de negro sería algo, cuanto más, chocante, ¿y por qué no? Los convencionalismos e imposiciones sociales nos quieren hacer ver que una novia no es una novia sin que se vista de largo y por supuesto sin que se vista de blanco.

Lejos de estereotipos, cada vez son más las novias que huyen de esta premisa y se dejan llevar por su propia esencia y personalidad. La imagen de los vestidos de novia, tal y como la tenemos establecida en la mente es algo que queda ya anticuado. Hay muchas mujeres que simplemente no se ven con un vestido largo. El universo de opciones es infinito, lo importante es sentirse uno mismo con lo que se lleva puesto.

Otaduy siempre ha formado parte de mis imprescindibles en novias. Ahora lanza su primera colección 'prêt-à-porter' y se suma a la tendencia de vestidos cortos.

Bajo el nombre ‘Little White Dress’, Otaduy hace un guiño al nombre de una de las prendas imprescindibles en el armario femenino, el vestido negro o ‘Little Black Dress’, versátil, asequible y duradero.

Otaduy traslada esta idea de vestido a las bodas apostando por una selección de vestidos cortos. Una opción rompedora para novias atrevidas, pero también una solución para el día antes o después de la celebración.

Dentro de esta colección también se pueden encontrar complementos varios para completar el conjunto con estilo y personalidad. Velos, diademas de flores, chaquetas, de pelo o cuero para que cada novia sea fiel a su estilo, y zapatos para dar el toque final.











miércoles, 11 de marzo de 2015

Un romance en la Toscana con Marta Martí


He descubierto recientemente los diseños de novia de Marta Martí, esta diseñadora barcelonesa, creó su primera colección de novias tras realizar su propio vestido. Ahora presenta su colección 'Un romance en la Toscana', inspirada en "los días soleados de otoño de la Toscana Italiana, las confidencias entre copas de vino tinto en mitad de un jardín floral, una sesión de fotos improvisada, largos paseos en bicicleta, o una lectura acompañada del aroma del ciprés y la brisa del mediterráneo."

Me ha gustado especialmente porque las prendas transmiten personalidad, son diseños muy femeninos y sencillos pero al mismo tiempo incorporan pequeños detalles que les aportan un toque especial.

Doce vestidos con caídas vaporosas en crépé y georgette de seda, camisas en gasa transparentes con detalles de plumas naturales, bases de capas y mezcla de tejidos, encajes de mantilla o aplicaciones en forma de flores.









































martes, 3 de marzo de 2015

Harper's Bazaar, una nueva era bajo una intensa historia


Haper's Bazaar es sin duda una de mis cabeceras de moda favoritas, profundiza mucho más allá de meros consejos estilísticos y abarca mucho más que fotografías espectaculares de colecciones de moda. Es una publicación que aporta al lector contenido de calidad, reflexivo, y del que siempre se puede aprender algo, incluso descubrir un punto de vista diferente, una interpretación, otra forma de ver la moda.

La versión española de la revista ha sufrido hace escasas semanas una renovación completa, no sólo con nuevo grupo al frente, Hearst Magazines, sino con nueva dirección a los mandos de Eugenia de la Torriente. Me ha sorprendido gratamente el cambio, no esperaba menos. Tanto los contenidos de la revista impresa, entre los que se incluyen la redacción de un relato, y la participación de colaboradores de renombre, entre los que se encuentra mi admirado Josep Font. Como la parte digital con su cambio, (necesario), de su página web.

Con motivo de esta nueva era que comienza Harper’s Bazaar quiero hacer un viaje en el tiempo para repasar su intensa y larga historia. Una vida de moda que ha llenado sus páginas de personajes fascinantes, periodistas de renombre, diseñadores consagrados, fotógrafos históricos, o artistas de la talla de Andy Warhol.

Fue en 1867 cuando los hermanos Harper decidieron abrir un semanario de gran alcance con la idea de que fuera “un almacén de moda, placer y enseñanza”, y pusieron a Mary Louis Booth, una traductora y escritora americana, como editora. Así nació Haper’s Bazar, que en sus inicios solo contaba con una sola ‘a’.

A principios del Siglo XX, en 1912, William Randolph Hearst compró la revista que pasó a colgar su nombre actual: Harper’s Bazaar. Carmel Snow abandonó Vogue para dirigirla hasta 1958.
Diana Vreeland

La llegada de la visión y el talento de Diana Vreeland a la revista, la llevó hasta su consagración.

El objetivo de Richard Avedon o Man Ray, y la creación y las pinturas de Andy Warhol o Salvador Dalí, son solo unos pocos ejemplos de los nombres que pasaron por esta cabecera legendaria.

“The well -dressed women with the well - dressed mind” ” Carmel Snow
Carmel Snow en las oficinas de Harper's Bazaar 1952

Carmel Snow con Coco Chanel

Harper's Bazaar 1933

Harper's Bazaar 1942

Harper's Bazaar octubre 1947 by Alexey Brodovitch



Andy Warhol para Harper's Bazaar 1962


Fotografía de: theimagebuilders.files.wordpress.com