lunes, 29 de septiembre de 2014

Bucólica y auténtica, la boda de Myriam y Porto!

Un día descubrí por casualidad la boda de mi compañera de trabajo Myriam, desde ese momento no me resistí a pedirle si me dejaba publicarla en mi blog. Me pareció auténtica, preciosa y sobre todo muy personal. Hace casi un año, justo ayer, Myriam y su novio Porto se daban el 'sí quiero' en Polación de Campos, el pueblo de la novia, un encantador lugar ubicado en Palencia y que para Myriam tiene un especial significado.

Myriam tenía claro que quería disfrutar de la etapa de los preparativos de su boda, vivir una serie de experiencias irrepetibles, y sobre todo trasladar a ese día tan especial su propia personalidad, quería que su boda reflejara lo que ellos eran.

La boda de Myriam y Porto estaba basada en la sencillez, pero a la vez llena de detalles. Las invitaciones estaban impresas en un pañuelo con una ilustración de un árbol realizada por su amiga María Monferrer. Myriam usó esta invitación - pañuelo para envolver su ramo que ella misma realizó con lirios del campo, y que escogió en base a la lectura de la ceremonia, también incluían trigo y más flores campestres. 

Myriam se inspiró en un vestido de Christian Dior con la espalda al aire para su vestido de novia. Se lo hizo su amiga Fátima, creadora de la marca Argot&Margot. Estaba realizado con sedas de la India con varias capas y bordados hechos a mano. El velo se lo prestó otra de sus mejores amigas y la corona la hizo la misma novia con elementos del campo. Myriam llevaba colgado un trébol de la buena suerte que había pertenecido a su tía abuela. Los zapatos también fueron hechos a medida por un artesano.

La ceremonia se celebró delante de una pequeña ermita, muy cerca de la casa familiar. Un lugar muy representativo para Myriam. La fiesta continuó en el Monasterio de San Zoilo.

Myriam quería sorprender a sus invitados y por eso pensó en cada detalle, pero para ella también era muy importante sentir cerca a aquellos que no pudieron estar ese día. Su madre cosió durante meses los nombres de los que ya no estaban en bastidores que luego colocados en las mesas. 

Algunas anécdotas: el coche elegido fue un 600, el vehículo que siempre usó la familia de Myriam y en el que conservaban un montón de recuerdos. Porto, el novio cantó a Myriam 'No puedo vivir sin ti' de Los Ronaldos.

Emotiva, sencilla y muy muy especial, así fue la boda de Myriam y Porto.

Gracias Myriam por dejarme compartir las fotografías de tu preciosa boda y ¡feliz aniversario! :) 

Fotografías: We are stories


















































No hay comentarios: