jueves, 11 de diciembre de 2014

PE GA TA!

Este post me hace especial ilusión, siempre me gusta hablar de nuevos descubrimientos, y de nuevos creadores, pero si además detrás de la marca de la que voy a hablar hoy, están las manos de una mis mejores amigas mucho más :)

Os presento a PEGATA, una línea de productos de decoración, divertida personal y original que lleva el diseño gráfico a tu casa.

Son piezas de decoración exclusivas, 100% handmade y realizadas con materiales ecológicos. 

Todos los productos se pueden comprar en su tienda online pero si lo que queréis es verlos físicamente, podéis pasaros por la XIV Edición del CIENTO Y PICO MARKET del 18 al 21 de diciembre en la calle Velarde 14 de Madrid, y sus diseñadoras, Ele y Uve, estarán encantadas de atenderos :)

Pero además ¡hay una sorpresa navideña para todos los lectores de L 'Ingénuité! porque podréis beneficiaros de un 20% de descuento introduciendo este código:



¡Enjoy PEGATA!


























miércoles, 19 de noviembre de 2014

La boda de Ángela y Álvaro!

Hoy quiero compartir la boda de Ángela y Álvaro y los recuerdos que guardo de ese gran día. Brillaba un sol espléndido a pesar de que era 9 de noviembre y el mar tenía un brillo especial. 

Hace un año Ángela y Álvaro se casaron y yo tuve la suerte de ver a Ángela en primera persona vestida de novia. Recuerdo su entrada en la iglesia, estaba radiante y espectacular, y sobre todo feliz. Meses antes la había visto emocionarse con los preparativos de su boda desde la mesa de al lado en mi anterior trabajo, y mucho antes de prometerse recuerdo también que ya soñaba con ese día.

Ángela y Álvaro llevan juntos desde los 16 años, 10 años después a Ángela le parecía increíble estar viviendo ese momento. 

Se casaron en Cádiz, en la Iglesia Nuestra Señora del Carmen, la misma en la que lo hicieron los padres de Ángela, la celebración fue en el Baluarte de los Mártires. con una terraza increíble al borde del mar donde se celebró el cóctel.

El vestido fue confeccionado por Pilar Serra. Ángela tenía claro lo que quería, un vestido en crepe de seda, muy sencillo, con caída, entallado en la cintura y las mangas, escote 'retro' estilo años 40 y detalles dorados. Pilar me enseñó una pieza de bordado a partir de la que cortó partes y creó ese aplique que marcaba visualmente aún más en la cintura. Era dorado para que 'enlazase' con la diadema, un collar de mi abuela paterna que mi abuelo diseñó para ella, montada a modo de tiara. Me puse los pendientes que mi madre llevó el día de su boda.

El maquillaje fue muy natural con la mirada ligeramente definida. El peinado era un recogido bajo, Ángela se soltó el pelo durante el baile y sustituyó su diadema por un tocado de Mimoki.

De las flores se encargó Jesús Garrido. El ramo llevaba rosas de jardín y dos flores que a Ángela le recordaban a sus abuelas: fresías en color violeta y nardos.

Las fotografías fueron realizadas por Volvoreta Bodas.

Fue un día de noviembre lleno de amor y felicidad que duró mucho más allá de la puesta de sol 























miércoles, 5 de noviembre de 2014

Lamaryé, novias con magia!

Lamaryé significa novia en haitiano. Tras este original nombre se esconde una marca de novias, de esas que tienen algo especial, y que de vez en cuando tengo la suerte de encontrar.

Descubrí Lamaryé a través de Lucía Be, tras ella está Ana Oria, una compañera, y la contribución de Jose, el marido de Ana que se encarga de hacer las fotografías.

Me cuenta Ana que en algún momento a punto de acabar su carrera de Ciencias Ambientales en Huelva decide dedicarse a su verdadera pasión, la costura. Por ello se traslada a Madrid para estudiar Diseño y Patronaje, y es a partir de ese momento cuando el sueño comienza a cumplirse. Ocho años después, Lamaryé se dedica a hacer otros sueños realidad.

Decidieron crear vestidos de novia porque es una prenda que transmite, emoción, alegría, nervios… es el vestido más importante que una mujer se pone en su vida. Ana y su compañera realizan cada patrón a medida para cada novia, y siempre intentan que sus diseños sean especiales. Vestidos sencillos, con patrón impecable y que se adaptan perfectamente al cuerpo. Sus creaciones se identifican con piezas que respiran aire antiguo, puntillas, tul, encaje… Según Ana, “un vestido que reúne todo esto es mi vestido de novia”.

Pero en Lamaryé, también tienen cabida las invitadas. Es un gusto seguir descubriendo gente creativa, con entusiasmo e ilusión, y que refleja su pasión en cada vestido :)

“El detalle… el alma.
Lamaryé brilla, en el silencio, en la experiencia y en la calma, … no tiene prisa porque ahí está. Ha llegado para quedarse, para lucir, a medida, la diferencia que les hace ser pequeñas gigantes.

Lamaryé es el futuro, el gusto y el reflejo empatronado de las ilusiones que se les acercan, Lamaryé transmite,… tiene vida, alma, te envuelve y materializa todo lo que tu mente ve”






















Atelier: Calle Galileo nº7, 3º6 Madrid