jueves, 29 de septiembre de 2011

Paris, Texas

Ayer vi una de esas películas que hubiera deseado haber visto mucho antes... un film que lleva existiendo incluso antes de que yo existiera y que a estas alturas me da por descubrir, son cosas que pasan pero que no deberían haber pasado. 
Paris, Texas, un París en medio del desierto que pasa irremediablemente a formar parte de la lista de películas que me llevaría conmigo en una maleta si alguien me pidiera elegir.
Paris, Texas me ha dejado una sensación inexplicable, es sublime, una obra maestra del cine, denominada así literalmente por numerosos críticos.  
Wim Wenders dirige la cinta que entre otros premios consiguió la Palma de Oro en el festival de Cannes en 1984 y el reconocimiento de la crítica.

Travis es el fiel reflejo de una realidad que a veces no queremos ver, ¿Quién no ha soñado alguna vez con salir corriendo, dejarlo todo, correr sin rumbo hacia ninguna parte? Los motivos en ese momento son suficientes pero dan lo mismo. Travis se vuelve loco por amor, su amor se convierte en obsesión, y un día se encuentra solo caminando en medio de la nada sin saber casi ni quien es. Tampoco sabe, o no quiere saber  que el pasado siempre vuelve de una manera o de otra, te culpabiliza de tu destino, se planta frente a ti para que recuperes la cordura de golpe y entonces sientes las consecuencias, en algunos casos y en concreto como en este, son devastadoras.
Pero la vida, aunque no nos demos cuenta, a veces suele regalarnos oportunidades. Unas veces las sentimos pero no las vemos, otras las vemos pero no las sentimos y pocas veces las aprovechamos. A Travis la vida le regala la oportunidad de recomponer la pérdida, la más importante, lo único que le hacía ser quien era en medio de la nada. 
Encontrar el amor que le volvió loco le hace desnudar sus sentimientos más profundos tras un teléfono, en una de las escenas del cine que más me ha llegado de todo lo que he visto hasta ahora. 15 minutos en el "peep- show" que ya forman parte de la historia del cine como los 15 minutos brillantes. Es de entender también cuando se observa a Natasha Kinski, tras la pantalla.

Ahora solo puedo sentir envidia de todos los que aún no hayáis descubierto esta película porque podréis saborearla por primera vez...
y también entender que el amor verdadero a veces puede ser destructivo. Real.







viernes, 23 de septiembre de 2011

Love Inspiration

Ya estamos en otoño, mi estación favorita del año, melancólica y romántica.
Por eso hoy os traigo un poco de amor a esta tarde de viernes.
Buscando inspiración para un proyecto que traigo entre manos, y que pronto verá la luz, he encontrado este video de una de mis páginas favoritas; www.theflashdance.com



Una boda que habla por si sola, no tengo mucho tiempo para más pero quería compartirlo con vosotros.




Feliz fin de semana a todos los que os paséis por aqui :)


- Foto y video de : www.theflashdance.com



martes, 20 de septiembre de 2011

El EGO de la moda que viene


Cibeles Madrid Fashión Week ha puesto su punto y final. Lo ha hecho dejando para el cierre su pasarela EGO, el universo cibelino que deja paso a la innovación, el talento y los nuevos creadores. 
En EGO hemos podido ver 10 colecciones, algunas de ellas bastante transgresoras y modernas en todo el significado de la palabra. 
Aunque otras de ellas como la de Maria Ke Fisherman, (el resultado de María y Victor ) se han inspirado en la cultura de los 90 y en las telenovelas para crear su colección. Toda una inspiración. A nadie han dejado indiferente,  y más cuando han cerrado el desfile con una novia, que ha aparecido en la pasarela montada en una moto y acompañada por un perrito.
Pero entre diseños extravagantes, futuristas y arquitectónicos de recién estrenados diseñadores como la gallega Alba Cardalda o la nombrada María Ke Fisherman me quedo con algo mucho más tradicional, ponible, fresco y femenino.
La colección de Beba's Closet, o lo que es lo mismo Belén Barbero, una amante de la moda que tejió su sueño a medida.
Empezó con vestidos exclusivos hechos a conciencia para sus clientes madrileñas y hoy se expande a nivel nacional, e incluso internacional. www.bebascloset.com

Estos son algunos de los creadores del presente y la moda del futuro.













Fotos extraídas de www.yodona.com

martes, 13 de septiembre de 2011

Descubriendo la otra VFNO


Han pasado ya unos días de la Vogue Fashion Night Out, pero nunca está de más hablar de ella. Un evento que cubrió las calles del centro de Madrid de glamour y street style.
Yo no iba a ser menos en asistir... pero claro está que de la VFNO se han escrito numerosos artículos, entradas en blogs, revistas, TV, etc. Y de lo único que yo os quiero hablar son de 4 sitios en los que pasé esa noche, y que creo que merecen una parada obligatoria de vez en cuando...



La VFNO no solo fue moda, también se cubrió de romanticismo en un patio de la calle Hermosilla 26. En este precioso rinconcito, encontré tres lugares que hay que visitar. Por un lado,  Mimoki, una tienda fundamentalmente de tocados, pero en la que también se pueden encontrar piezas de ropa increíbles. Me encantan este tipo de tiendas pequeñas y encantadoras donde siempre está presente el carácter emprendedor de sus creadoras y los cuidados detalles; http://www.mimoki.es/



Al salir de mimoki y rodeada de flores y de pequeñas piezas vintage encontré Federica & Co, llena de elementos decorativos, muebles, lámparas e incluso ropa. http://federicastories.blogspot.com/




Y justo encima de ella Sister Jane, poco que decir y mucho que ver.
http://www.sisterjane.co.uk/

Y para rematar la VFNO, fui a cenar a San Wich en la calle Hortaleza. Todo un descubrimiento que volveré a repetir. Si os gustan los sandwiches y queréis un sitio agradable para tomar una cerveza este es el lugar. Hacen sandwiches chilenos buenísimos, ah y también hay hamburguesas. http://www.facebook.com/pages/San-Wich


Mejor prueben.

lunes, 5 de septiembre de 2011

En busca de la oportunidad


He estado muy perdida de L' Ingénuité, pero a partir de ahora y con el inicio de "mi curso particular" pretendo escribir más a menudo....
Lo de "mi curso particular" es una ironía porque últimamente no estoy pasando lo que se dice una buena etapa profesional, y me temo que por el momento lo del nuevo curso para mi después del verano tendrá que esperar...
Hoy no os voy a hablar de música, ni de cine, ni de moda...sino de mí y de las circunstancias, no sólo las mías sino de las de muchos...
Hoy domingo, mientras buceaba por las numerosas ofertas irrisorias del mundo periodístico, he anhelado de una manera exagerada mis tiempos universitarios... aquellos en los que adoraba mi profesión, en los que soñaba con que al cabo de los años me despertaría cada mañana en una redacción al pie de la noticia. 
Y sí... han pasado los años y me he despertado en una redacción, en varias, diferentes... pero siempre cortas y efímeras. Y ahora al cabo del tiempo aún sigo esperando ese sitio que me corresponde en alguna redacción, pero sin encontrarlo.
Nosotros, mi generación no lo hemos tenido fácil, es la era del joven pre-"parado", la época del joven que todo lo sabe porque se ha formado hasta la saciedad, la época de la no oportunidad, de sueldos que dan la risa, la era de vivir de tus padres, de conformarte con " lo que sea, bajo las condiciones que sea" con tal de seguir alimentándote profesionalmente, y lo que no es poco...con tal de poder sobrevivir.
Hace poco en una entrevista me preguntaron que si me compremetería con la empresa una vez contratada, que si no iba a ser la típica que va de aquí para allá cuando me llamaran de un sitio en el que me ofrecieran mejor condiciones, que querían gente comprometida... y desde aquí quiero decirles, que no señores, nosotros los jóvenes periodistas no somos veletas por gusto, somos veletas porque no tenemos otra opción, porque la mayoría trabajamos con contratos que tienen los días contados, sueldos ridículos, horas interminables...y después de todo esto... ¿qué queda? A veces la incertidumbre, a veces la decepción y casi siempre la sensación de que queda un largo camino lleno de imprevistos para llegar a la meta.
Así que no, no somos veletas por gusto, a la mayoría no nos han dejado desarrollarnos, proseguir, avanzar, porque cuando estábamos inmersos en algo, alguien ha llegado para pararlo todo, por un motivo o por otro.
Y entre tanta palabra no se si he llegado a explicarme, pero no me importa. Solo he querido permitirme el lujo de desahogarme en mi pequeño blog, ese que sí me deja escribir, el que me deja seguir siendo periodista. Pero sobretodo mandar ánimos a todos mis compañeros periodistas que están en la búsqueda de su lugar, y a los que no son periodistas, a la infinidad de los que se sienten perdidos....
En definitiva, nosotros, mi generación, lo único que queremos es que alguien nos de una oportunidad, y que al mismo tiempo ese alguien recuerde que es quien es,  y está donde está porque una vez se la dieron a él.